.

.
HACER CLICK PARA ENTRAR

+

+

.

.
HACER CLICK PARA VOLVER AL SANTORAL






1ºde Agosto
San Pedro ad Vincula
La Liberación Milagrosa


Rito Alquímico Del Crisol 
para poder trabajar, elaborar y liberarnos 
de todo lo que necesitemos 
desde el 1º de agosto hasta el sábado 6 de agosto 
día de La Transfiguración 
¡¡¡Liberemos!!!





"Oye tú, que estás encerrado en ti, óyeme tú a mí, que estoy por ti encerrado. Yo en ti sin tú en Mí.
¿Hasta cuándo? Este afuera en donde habitas es encierro, no hay a dónde ir, en vano buscas lo que no encontrarás. No lo hallarás en parte alguna. Sólo en el ser de tu ser está, estás. ¿Cómo ser si no se es? Habiendo conocido el ser no se puede dejar de ser. Si lo has dejado, no has sido porque, no se puede dejar de ser cuando se es. No se deja el ser, como el alma no deja al cuerpo... No se deja como el espíritu no deja lo creado. Por amor a ti, en silencio, La Palabra en ti. Tu vida perece sin que abras la puerta de tu ser... Sabe, Pedro eres tú, la roca de tu corazón, impenetrable, cerrada la razón, anulada por anudada, atada a ti sin ser tú-ser, pues falta el ¡sí! del mismo, de Él-mismo. No hay quien abra "la puerta" abierta. Tú encerrado en ti, cruza el umbral. Sal de ti, sé-tú-ángel que viene y te rescata para llevarte a Él. Él, el mismo que tú, pero tú en Él siendo Él- Angel" +MEM om VMRF. 



En una variedad de fuentes antiguas, la figura de Jacob-Israel es identificado como el ángel más importante o como el vice regente de Dios. Cuando Filón de Alejandría habla del Logos lo hace en los siguientes términos:


“Su palabra primogénita, el mayor de los ángeles, el arcángel supremo, y es que posee muchos nombres, porque es llamado: el comienzo, el Nombre de Dios, el Logos, el Hombre en la Imagen, y aquel que ve o Israel (Conf. 146). 


Orígenes también habla del ángel Jacob-Israel usando muchos de los términos utilizados por Filón en un texto que cita y que se llama


“La oración de José” (OrJos):


“Entonces Jacob dijo: Yo, quien está hablando contigo, soy Jacob e Israel. Yo soy el Ángel de Dios y el Espíritu Principal. Abraham e Isaac fueron creado antes que cualquier trabajo, pero yo, Jacob, a quien los hombres conocen como Jacob, mi nombre es Israel. Yo soy quien ha sido llamado por Dios: Israel, el hombre que ha visto a Dios, porque yo soy el primogénito (Ex 4,22) de toda criatura viviente que ha sido vivificada por Dios. Y Él añadió: Mientras yo subía desde Siria Mesopotamia, Uriel, el ángel de Dios, vino y me dijo que yo había descendido y habitado entre los hombres, y que yo era llamado por el nombre Jacob. ÉL estaba envidioso de mí y me desafiaba. Y luchó contra mí, diciendo que su nombre, siendo el del ángel preeminente, era superior al mío. Y yo le dije su nombre y su rango entre los hijos de Dios: ¿No eres acaso Uriel, el octavo después de mí? :Y yo Israel, el arcángel del Poder de Dios, y el Capitán en Jefe entre los hijos de Dios? ¿No soy acaso Israel, el Primer Ministro delante del Rostro de Dios? Y yo invoqué a mi Dios por el Nombre "Indestructible”. 



Los ejemplos sobre Jacob-Israel como un ángel se multiplican en la literatura gnóstica y maniquea

En una oración persa Jacob es llamado: 


“el Dios Poderoso, el alabado con la voz, el Comandante en Jefe de los héroes, el que Busca la Batalla, el Valiente”. 


En un fragmento maniqueo de Turfan, en el oeste de China, Jacob es adorado como Kavod entronizado:

“Adoramos al Señor Jacob, el Ángel con los principados, los poderes, los espíritus buenos,
 los que nos protegen con poder fuerte, los que nos lideran hacia dentro y hacia fuera. 
Nos gozamos delante del Poder Fuerte, Jacob el Ángel, el Líder de los ángeles”.


Este texto guarda afinidad con los de las Hejalot donde también encontramos la práctica visionaria de ir hacia dentro y fuera de los palacios celestiales para adorar a Dios en su trono. 



"Patrono de los cerrajeros"
"Protector contra la fiebre y el envejecimiento"



Hoy 1ro de agosto, la Santa Iglesia Católica celebra la festividad de las cadenas del glorioso príncipe de los apóstoles San Pedro, libertado por el Señor de los hierros con que lo tenía amarrado Herodes Agrippa. Este cruel rey, después de haber hecho cortar la cabeza a Santiago el Mayor, patrón y apóstol de España, tenía la idea de ejecutar al apóstol San Pedro después de la Pascua, para satisfacer al pueblo que pedía su cabeza. Tenía al apóstol "ad vincula" que significa "entre cadenas", pero en víspera de la ejecución :"Un ángel del Señor se presentó en el calabozo, que quedó iluminado, y, golpeando a Pedro en el costado, le despertó, diciendo, "Levántate pronto"; y se cayeron las cadenas de sus manos. El ángel añadió: "Cíñete tus vestidos y cálzate tus sandalias". Y agregó: "Envuélvete en tu manto y sígueme". Y salió en pos de él. No sabía Pedro si era realidad lo que el ángel hacía; más bien le parecía que fuese una visión." "Atravesando la primera y la segunda guardia llegaron a la puerta de hierro que conduce a la ciudad. La puerta se les abrió por sí misma, y salieron y avanzaron por una calle, desapareciendo después el ángel. Entonces Pedro, vuelto en sí, dijo: "Ahora me doy cuenta de que realmente el Señor ha enviado su ángel, y me ha arrancado de las manos de Herodes y de toda la expectación del pueblo judío.""Reflexionando, se fue a casa de María, la madre de Juan, por sobrenombre Marcos, donde estaban reunidos y orando. Golpeó la puerta del vestíbulo y salió una sierva llamada Rode, que, luego que conoció la voz de Pedro, fuera de sí de alegría, sin abrir la puerta corrió a anunciar que Pedro estaba en el vestíbulo. Ellos le dijeron: "Estás loca". Insistía ella en que era así; y entonces dijeron: "Será su ángel". Pedro seguía golpeando, y cuando le abrieron y le conocieron quedaron estupefactos."

Después de salir de la cárcel fue a Roma, donde escribió su primera carta a las iglesias que había fundado en Asia, manifestándose a partir de entonces su primacía sobre la Iglesia universal de modo más evidente. Allí fue preso y murió mártir.
Desde el siglo IV existía en Roma, en el barrio aristocrático del monte Esquilino, una iglesia dedicada a San Pedro y San Pablo.Consta que en este templo se guardaban ya desde principios del siglo V las cadenas con que fuera aprisionado en Roma el Príncipe de los Apóstoles en tiempos de Nerón, porque el obispo Aquiles de Spoleto consiguió el año 419 algunos eslabones de la misma, que depositó en su iglesia, en cuyas paredes mandó grabar unos versos que hoy figuran como antífona en el oficio litúrgico:


Solue ivvente Deo terrarum Petre catenas
qui facis,vt pateant caelestia regna beatis.

"Desata, oh Pedro, por orden de Dios las cadenas de la tierra,
tú que abres los reinos celestiales a los bienaventurados."


Los que quieran en esta fecha vivir la Liberación Milagrosa, pueden hacer una oración al Cielo para que corte todo aquello que nos encadena, rezamos con el Cirio de los Imposibles y el Crisol alquímico de Adviento, Navidad y Año Nuevo, para la Vida Nueva.