.

.

.

.
HACER CLICK PARA ENTRAR

.

.
HACER CLICK PARA VOLVER AL SANTORAL

Santa Felicia de Labiano
mártir
siglo XIII



Santa Felicia de Labiano (Navarra, España), virgen y mártir. Era hija de los reyes de Aquitania, y en el siglo XIII  peregrinó con su hermano Guillermo a Santiago de Compostela. Al regresar del viaje,  Felicia le dijo a
su hermano que continuara solo, porque ella quería dedicarse a servir a Dios desde la pobreza y escondiendo su linaje. Así, comenzó a servir de criada a una familia de Amocain, que le tomó mucho afecto por sus virtudes. 
Cuando su hermano llegó a la corte de Aquitania, sus padres le obligaron a que buscase a su hermana y la trajera aunque fuera a la fuerza. Así lo hizo Guilermo, pero al encontrarla, Felicia le respondió que antes la llevaría muerta que viva, y Guillermo, colérico, le quitó la vida con su espada. Arrepentido de su crimen, peregrinó a Santiago, para expiar su pecado y luego se quedó como eremita penitente en Obanos. 
Los amos de Felicia, muy tristes, la enterraron en la iglesia de Amocain y, en una ocasión, cuando la señora estaba en la iglesia, rezando, vio como nacía un clavel de la tumba de Felicia, avisó a su marido, abrieron la tumba junto al párroco y vieron como la flor nacía de la herida mortal de la joven. Por ello se colocó el cuerpo, expuesto, en una urna para la veneración de los fieles, lo cual equivalía a una canonización en aquellos tiempos. La leyenda cuenta un día el cuerpo apareció en medio del campo y se decidió ponerlo sobre una mula blanca y que decidiera adonde transportar la urna, así, anduvo 19 km, más o menos y se detuvo en este lugar, al que fueron a vivir sus antiguos señores desde Amocain.

Retornando a Guillermo, es considerado santo, por su vida penitente y su cabeza se venera en la iglesia parroquial de Obanos, donde cada año se representa un auto sacramental sobre los hechos. Y que cada año, el primer jueves de Pascua, se hace pasar vino por la cabeza del santo, para que bendiga la cosecha del año próximo.