.

.

.

.
HACER CLICK PARA ENTRAR

.

.
HACER CLICK PARA VOLVER AL SANTORAL

Santa Dominga
la gran mártir
 s.IV



Era hija de Doroteo y Eusebia. Ellos no tenían hijos y rogaban a Dios que les de uno. Dios les dio a Dominga.
Durante la persecución de Diocleciano, sus padres fueron arrestados y luego del interrogatorio torturados y decapitados por el Duque Ioisto. Dominga fue derivada al Cesar Maximianó y desde allí al soberano de Bizinias Ilarianó quien le notifico que su belleza era para placeres y no para torturas. Entonces Dominga le contesto:” Ni a mi juventud ni a mi belleza doy el mas pequeño cuidado y las cosas terrenales mas brillantes son temporales, como las flores y huecas, como las sombras. Hoy, Comendador, soy bella, mañana una vieja fea; ¿he de hacer, entonces, centro de mi vida mi belleza? Su valor, no obstante, lo supe con las arrugas que la esperan y al sepulcro que irán y la tumba que la llama. ¿Pensaste, pues, que cometería la atroz inconciencia de perder mi eterno esplendor para quedarme un poco más en la tierra?" Por eso te lo repito Comendador: “soy y seré en la vida y en la muerte cristiana”. Enfurecido Ilarianós la torturó duramente y ordenó que la decapiten pero antes de que caiga la espada orando ella entregó su alma al Señor.