.

.

.

.
HACER CLICK PARA ENTRAR

.

.
HACER CLICK PARA VOLVER AL SANTORAL

14 de Mayo
San Matías
apóstol
Siglo I


"Patrono de Tréveris (Alemania), de los constructores, carpinteros, ebanistas, herreros, carniceros, sastres y confiteros "
 "contra la viruela, la tos ferina, y para pedir la fecundidad matrimonial"

San Matías es el apóstol póstumo de Jesús, que se incorpora al grupo después de la Ascensión del Señor. Es el único apóstol no elegido por Jesús. San Matías el sustituto, podíamos decir. Después de

la Ascensión de Jesús a los cielos, los apóstoles, dóciles a su mandato, descendieron del monte Olivete y se encerraron en el cenáculo. Jesús les había dicho que no se alejaran de Jerusalén y que esperaran allí la venida del Espíritu Santo. Con los apóstoles esperaban también algunas mujeres, y María la Madre de Jesús. Estaban encerrados. Orar era la única actividad. Orar y esperar. No tenían fuerzas para más, hasta que les llegara el aliento de lo alto. Sólo una iniciativa se tomó. Jesús había elegido doce apóstoles y les había dicho que, a su regreso glorioso, los doce se sentarían sobre doce tronos para regir las doce tribus de Israel. Y ahora faltaba un hombre para un trono. Judas Iscariote había desertado. Había que buscarle un sustituto. Pedro lo propuso para que se uniera al grupo apostólico y "se convirtiera en testigo de la resurrección" del Señor.
"Matías, después de Pascua, fue elegido en lugar del traidor. En la Iglesia de Jerusalén se presentaron dos a la comunidad, y después sus hombres fueron echados a suerte: « José, llamado Barsabás, por sobrenombre Justo, y Matías» (Hechos l, 23). De este modo «fue agregado al número de los doce apóstoles» (Hechos 1, 26).Según la tradición, predicó primero en Judea y luego en otros países. Los griegos sostienen que evangelizó la Capadocia y las costas del Mar Caspio, que sufrió persecuciones de parte de los pueblos bárbaros donde misionó y obtuvo finalmente la corona del martirio en Cólquida.Los "Menaia" griegos sostienen que fue crucificado. Se dice que su cuerpo estuvo mucho tiempo en Jerusalén y que Santa Elena lo trasladó a Roma.