.

.

.

.
HACER CLICK PARA ENTRAR

.

.
HACER CLICK PARA VOLVER AL SANTORAL
Santa Claudia
matrona
S.I



La leyenda romana, que nace de un poema de Marcial, poeta del siglo I dice que antes de ser apresado Caradog, lo había sido su padre Bran ab Llyr, el cual se convirtió durante su estancia en Roma. Al ser liberada la familia, Bran y la hija de Caradog, también convertida a la fe de Cristo, se quedaron en Roma. Ella se casó con el senador Aulo Pudente, cristiano, y en una visita que San Pablo (29 de junio, martirio; 30 de junio, conmemoración; 25 de enero, conversión; 18 de noviembre, dedicación de la basílica) hizo a su casa, ella fue bautizada y llamada, desde entonces, Claudia. La leyenda, ya más tardía, quiere que ella y Pudente ¡son los mencionados por san Pablo!: "Te saludan Eubulo, Pudente, Lino, Claudia y todos los hermanos", en 2 Tim. 4, 21. Ambos esposos habrían alcanzado de Pablo, que su discípulo San Aristóbulo(31 de octubre y 16 de marzo) fuera a predicar a los británicos, muriendo mártir en Glastonbury, en el año 99. Sin embargo, las leyendas británicas no hablan de ninguna Claudia santa, hija de Caradog, pero sí lo hacen de su hija Santa Eigen (9 de septiembre), que sería la primera santa inglesa. Los hagiógrafos lo resolvieron diciendo que Claudia se habría quedado muy joven en Roma y por ello las crónicas galesas no la mencionan. 

Un error muy común es creer que este Pudente es el mismo San Pudente (19 de mayo), padre de las santasPráxedes (21 de julio) y Pudenciana (19 de mayo), siendo Claudia madre de estas, pero las Actas de ambas mártires dejan bien claro que su madre se llamaba Savinella. Hay que decir que el rizo se riza más aún, porque las leyendas griegas la hacen madre, incluso hermana, del papa San Lino (23 de septiembre), que es el mismo Lino que aparece en la carta paulina. Además, habrían tenido otro hijo: San Novato (20 de junio)

Como fuese, Claudia tuvo una larga vida, dedicada al servicio de Cristo, sobre todo después de enviudar. Murió en Sabinum, Umbría, a inicios del siglo II y su cuerpo fue trasladado a Roma por sus hijos y sepultado junto a Pudente.